Artroplastia de rodilla

Artroplastia de Rodilla

Artroplastia de Rodilla

¿Qué es?

En este procedimiento se realizan cortes guiados en los extremos de los huesos dañados (fémur y tibia así como en algunos casos la rótula) con la finalidad de ser reemplazados por una cubierta metálica de 5 mm de grosor en cada extremo de los dos huesos largos de la rodilla y un plástico de alta resistencia lo cual evita el desgaste de estos metales..

Cuando enfermedades como la osteoartritis, artritis reumatoide o secuelas de fracturas limitan la movilidad por dolor

1. Que persiste aún con la toma de medicamentos

2. Aumenta con al caminar incluso con la ayuda de un bastón o andadera

3. Lo despierta

4. Limita sus actividades diarias.

¿Cuándo se recomienda?

Cuando enfermedades como la osteoartritis, artritis reumatoide o secuelas de
fracturas limitan la movilidad por dolor. Probablemente resultes candidato si las
molestias :
1. Persisten aún con la toma de medicamentos
2. Aumentan al caminar, incluso con la ayuda de un bastón o andadera
3. Lo despiertan
4. Limitan sus actividades diarias

¿Qué riesgos tiene?

Si bien todas las cirugías tienen riesgos, en Ortomédica tomamos las medidas de
precaución necesarias para disminuirlos. Algunos de los riesgos más comunes son:

1. Trombosis / Embolia / Tromboembolia: Por los cortes realizados en el hueso se
pueden formar coágulos en la extremidad. En Ortomédica no se utiliza isquemia durante
la cirugía por lo que el riesgo es menor. El paciente es valorado por médicos internistas y/
o cardiólogos quienes darán recomendaciones adicionales en caso de tener factores de
riesgo.

2. Infección: Como en todo procedimiento el riesgo de infección existe, es por eso que
nuestros médicos utilizan trajes completos estériles, realizan un aseo previo al
procedimiento y utilizan antibióticos antes, durante y después de la cirugía para aminorar
este riesgo.

3. Fractura o aflojamiento: Al tener un componente metálico en los extremos de los
huesos es necesario tener cuidado ya que este material se puede aflojar o fracturar el
hueso cercano. Su médico ortopedista dará indicaciones precisas para disminuir este
riesgo.

¿Qué cuidados debo tener después de la cirugía?

Un cambio de vida le espera, para obtener el mayor beneficio de su cirugía, es
importante que tome los medicamentos indicados por nuestro grupo de médicos en tiempo y forma. Seguir las indicaciones al pie de la letra y resolver todas sus dudas.

Los primeros días tendrá que tener cuidado de no mojar la herida, vigilar el parche con el que se le da de alta (no debe presentar sangrado); en caso de presentar, deberá comunicarse inmediatamente a nuestros teléfonos.

Será necesario un programa de rehabilitación física, para recuperar fuerza y elasticidad muscular.Tendrá que mantener un estilo de vida saludable y mantener un peso adecuado. No tendrá limitaciones en cuanto a actividades físicas de baja demanda, sólo le limitará el saltar y correr.

Ventajas

Las ventajas de la artroscopia son que permite una mejor visualización de toda la articulación, generan muy poco dolor por lo que la recuperación es muy rápida, lo que significa que en muchos casos el paciente se retira a su casa esa misma tarde y el retorno a las actividades es de manera inmediata.

Artroscopia de Rodilla

La artroscopia de rodilla es un procedimiento de mínima invasión en el que se hacen dos pequeñas incisiones de 4 mm a cada lado de la rodilla. Este método nos permite reparar lesiones de meniscos, que es la patología más común en la rodilla; lesiones ligamentarias, lesiones del cartílago articular. Es útil también como método auxiliar en algunos procedimientos combinados en donde se utiliza cirugía convencional para fracturas y con control artroscópico se cuida que la articulación quede en óptimas condiciones.
El procedimiento es tan poco invasiva que el procedimiento resulta muy poco doloroso y esto permite que los pacientes regresen a sus actividades de manera inmediata.
La movilización y el apoyo temprano de la rodilla es lo que principalmente buscamos en cada procedimiento artroscópico. La rehabilitación es inmediata y de muy corta duración exceptuando en algunos casos.

Lesión de Meniscos

Los meniscos son una formación de cartílago delgado dentro de la articulación de la rodilla, que tienen la función de absorber los impactos y ayudar a los huesos a mantenerse en su posición correcta, por lo que son muy importantes para la función y protección de la rodilla. Hay dos formas de tratarlos, mediante sutura si la lesión se atiende oportunamente o mediante una remodelación si la lesión ya es de mucho tiempo.
Si usted ha tenido dolor de rodilla últimamente de manera periódica durante meses y años, es probable que tenga una Lesión de meniscos o Lesión en cartílago. El menisco no cicatriza por sí solo por lo que requiere de una atención inmediata.
Generalmente el paciente tolera caminar sin problema, pero pudiera sentir la rodilla inflamada, rígida o con dificultad para doblarse. Cuando una lesión empieza a interferir con las actividades diarias, el médico recomendará la cirugía artroscópica de meniscos.

Lesión de Ligamento Cruzado Anterior

Dentro de las lesiones de ligamento cruzado anterior que se pueden presentar en la articulación de la rodilla, es muy común encontrar que el ligamento cruzado anterior (LCA) se encuentra dañado, ya sea rasgado o roto.
La mayor parte de las lesiones de ligamento cruzado anterior (LCA) ocurren durante la práctica de algún deporte que requiera pivoteo, cambios de dirección, o rotación de rodilla. Los síntomas de una lesión de LCA pueden variar, desde sentir que “se va” o sale de control, que truena o que se presenta una repentina inflamación en la rodilla, hasta la presencia evidente de dolor al caminar.
Con una lesión de LCA la rodilla pierde estabilidad, lo que hace que cualquier movimiento de pivoteo repentino resulte muy difícil para el paciente. Este tipo de lesión en la articulación de la rodilla también pudiera degenerar en una artritis o daño al cartílago.
Actualmente la lesión de Ligamento Cruzado Anterior (LCA) ya no implica un problema su reparación y aún en deportistas de alto rendimiento pueden retornar a su alto nivel deportivo. La cirugía sin embargo, requiere de alta precisión para su éxito, por lo que requiere de una alta experiencia por parte del cirujano ortopedista. El procedimiento se realiza por tres incisiones, dos de 4 mm y una de 1 a 2.5 cm, por una de las incisiones menores se introduce la cámara con la que se revisa toda la articulación, por otra de las pequeñas incisiones se introducen los instrumentos necesarios y por la tercera se obtiene y se tuneliza el nuevo ligamento. Cuando hay una ruptura de ligamento este hay que reemplazarlo de dos formas, ya sea utilizando un tendón de banco de tejidos o un tendón del mismo paciente que se obtiene de la misma rodilla lesionada. Porqué un ligamento se reemplaza por un tendón? Los ligamentos no pueden trasplantar de un lugar a otro ni se puede conseguir en banco de tejidos, y se ha visto que en los tendones tras un proceso de dos a seis meses llegan a transformarse histológicamente en ligamentos.
La ventaja de reemplazar el ligamento cruzado por injerto de banco de tejido es que la cirugía resulta un poco menos dolorosa y más rápida que hace que la rehabilitación sea más rápida.
La rehabilitación de un ligamento pretende recuperar movilidad, fuerza, reeducación de la marcha y ayudar a desinflamar más rápido. El paciente puede empezar a caminar salvo raras excepciones inmediatamente después de su cirugía, inicia al día siguiente de la cirugía con un equipo movilizador de rodilla que pretende lograr el máximo de movimiento durante los primeros 15 días. El paciente inicia con natación, bicicleta y algunos equipos de gimnasio después de 15 días posteriores a la cirugía. Los pacientes se reintegran dependiendo de su ocupación de una a seis semanas. El paciente se le permite correr posterior a dos meses y se da de alta de la consulta a los 6 meses.

Terapia Física, Artroscopia Meniscos y/o Condromalasia

1ª Semana.
  • Vendaje almohadillado con hielo.
  • Extensión con extensor ( 30 min en la mañana y 30 min por la noche).
  • Tens 15 minutos.
  • Masaje 15 minutos.
  • Movilizador de rodilla 90 minutos por la mañana y 1 hora por la noche.
  • Ejercicios isométricos con liga y peso.
  • Marcha en andadera.
  • Subir y bajar escalones de 10 cm.
  • 7 días cambio de vendaje.