Artroplastia

Artroplastia de Hombro

Artroscopia de Hombro

La cirugía artroscopica permite el diagnóstico y tratamiento de los problemas articulares a través de pequeñas incisiones en la piel.

Se utiliza una cámara unida a una óptica para visualizar el interior de la articulación.
Se realizan unas pequeñas incisiones (portales) alrededor de la articulación. El artroscopio y los instrumentos quirúrgicos pasarán a través de éstas incisiones.
El artroscopio se introduce por la parte posterior del hombro. A través de un tubo (cánula) fluye suero salino dentro del hombro para expandir la articulación y mejorar la visualización. La imagen se envía a un monitor de video donde el cirujano puede ver elinterior de la articulación.
Visualizando las imágenes del monitor de vídeo, el cirujano puede hacer un diagnóstico. Diferentes instrumentos quirúrgicos, como ésta sonda, pueden introducirse a través de otras incisiones para tratar problemas específicos.
Se retiran los instrumentos quirúrgicos y finaliza la intervención.

Inestabilidad de Hombro

La inestabilidad del hombro ocurre cuando las estructuras que rodean la articulación pierden su tensión natural y dejan de mantener la cabeza humeral dentro de su copa. Si la articulación se encuentra muy laxa, esta podría deslizarse fuera de su posición anatómica normal, provocando asi la condición conocida como “Sub-luxación de Hombro”.

Cuando la articulación se encuentra completamente fuera de su lugar, se presenta una “Dislocación de Hombro” lo que implica que todos los ligamentos de soporte de hombro se encuentran rotos. El restablecimiento natural de esta lesión no brinda a la articulación su tensión original por lo que el hombro se disloca nuevamente con facilidad y la inestabilidad se vuelve a presentar.

Cuando el paciente sufre de inestabilidad de hombro, experimenta dolor repentino y tiene la sensación de que le brazo “se duerme” y se mueve hacia adentro y afuera de la articulación.
El paciente con dislocación total de hombro experimenta dolor intenso acompañado de la imposibilidad de regresar la articulación a su posición normal.
Ciertos casos de inestabilidad pueden ser tratados con reposo seguido de sesiones de rehabilitación, sin embargo en otros casos el médico recomendará la cirugía artroscopia de hombro.

Lesión de Manguito Rotador

El manguito rotador se compone de un grupo de tendones que mantienen el húmero (hueso superior del brazo) en su lugar dentro de la copa acetabular, lo que permite el libre movimiento del brazo dentro de la articulación.
Así como el cuerpo envejece, el manguito rotador también lo hace, y el debilitamiento de los tendones aumenta las posibilidades de que se presente una lesión.
Una lesión de manguito rotador produce en el paciente dolor en la parte frontal- superior del hombro. En otras ocasiones la molestia pudiera sentirse en la parte lateral del hombro, lo que resulta mucho más doloroso, especialmente al realizar alguna actividad que implique alcanzar objetos que se encuentren por encima del nivel del hombro.
También pudieran presentarse debilidad o rigidez en la articulación, lo que puede dificultar actividades tan simples como tratar de alcanzar algún objeto que esté por encima del hombro.
Cuando una lesión de manguito rotador comienza a interferir con las actividades cotidianas del paciente, una artroscopía (cirugía de mínima invasión) se hace necesaria.