Tratamientos

Conoce nuestras especialidades

En este procedimiento se realizan cortes guiados en los extremos de los huesos dañados (fémur y tibia así como en algunos casos la rótula) con la finalidad de ser reemplazados por una cubierta metálica de 5 mm de grosor en cada extremo de los dos huesos largos de la rodilla y un plástico de alta resistencia lo cual evita el desgaste de estos metales.

Se realizan cortes guiados en los extremos de los huesos dañados (fémur y acetábulo en
la pelvis) para ser reemplazados por una cubierta metálica en el acetábulo y una vástago
con cabeza metálica en el fémur, así como polietileno de alto peso molecular para facilitar
el movimiento de los componentes.

Aprende más sobre las patologías que podemos ayudarte a tratar

Obtén una consulta ortopédica desde cualquier lugar con una cita en línea

Reserva una cita en tu consultorio más cercano

¿Tienes dudas? Pónte en contacto con nosotros

La cirugía artroscopica permite el diagnóstico y tratamiento de los problemas articulares a través de pequeñas incisiones en la piel.

Se utiliza una cámara unida a una óptica para visualizar el interior de la articulación.
Se realizan unas pequeñas incisiones (portales) alrededor de la articulación. El artroscopio y los instrumentos quirúrgicos pasarán a través de éstas incisiones.